RSE

La RSE (Responsabilidad Social Empresarial) es definida por el Banco Mundial como “el compromiso de las corporaciones de contribuir con el desarrollo sustentable, trabajando con sus empleados, los familiares de éstos, la comunidad local y la sociedad en general para mejorar la calidad de vida, en formas que son positivas tanto para las empresas como para su desarrollo”.

Su significado ha evolucionado constantemente en el tiempo.

El Consejo Mundial de Desarrollo Sustentable la define como “el compromiso de las empresas de contribuir al desarrollo económico sostenible trabajando con los empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad en general para mejorar su calidad de vida”.

Ahora bien, la importancia de aplicar la responsabilidad social empresarial en organizaciones, instituciones, negocios, emprendimientos, u otros, radica principalmente en la calificación de los beneficios en dos grupos:

  1. Los que favorecen de manera directa a las compañías.
  2. Los que mejoran el entorno.

Para las organizaciones, contar con sólidos programas de RSE y comunicarlos de forma eficiente se traduce en las siguientes ventajas:

  • Mejor ambiente laboral: De esa forma los trabajadores se desarrollan en un ambiente amigable y en el que trascienden los valores, la ética, el respeto y la tolerancia.

Todo esto contribuye con que el clima organizacional sea óptimo, generando empleados identificados con la empresa y comprometidos con sus proyectos y objetivos.

  • Incremento de la confianza de los accionistas o posibles inversores: estaría mucho menos propensa a enfrentar daños de imagen, críticas y desaprobación de los consumidores y mercados.

Asimismo, es muy poco probable que enfrente multas y otras sanciones gubernamentales debido al incumplimiento de determinadas normas o leyes.

  • Mejor posicionamiento: Comunicar la campaña de RSE en el mundo digital y, también, en el offline contribuye directamente con el posicionamiento de la marca.

Contar con calendarios editoriales de contenidos que toquen temas sociales y documentar las acciones en pro de la comunidad, entre otras cosas, mejora la percepción de una compañía en el mercado.

Las empresas socialmente responsables proyectan una imagen genuina, amigable y cercana, que ayuda a crear audiencias, seguidores y consumidores fieles.
En este sentido, aplicar este concepto se traduce en contribuciones y mejoramientos para la sociedad y los entornos, como:
  • Desarrollo social y económico.
  • Mayor transparencia en las actividades comerciales
  • Reducción de impactos ambientales
  • Concientización y cuidado ambiental

Cada vez son más las empresas que ingenian mecanismos, sistemas, métodos y prácticas que les permitan desarrollar sus operaciones sin afectar el medio ambiente.

Lea también: