La última investigación de Ecoanalítica revela que el 1% de las transacciones en divisas se realizan por transferencias y el 51,4% se realizan por efectivo

Mientras que el 17% se realizan por tarjeta internacional, en ese sentido, las transacciones en divisas por Zelle u otra aplicación asciende a 30,6%.

Esto se debe principalmente a la llegada de remesas a Venezuela, que aumentó el volumen en mayores proporciones (de la producción local) que cualquier otro país de la región, 17,8% en 2018 y 28,1% en 2019.

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica puntualizó que en hiperinflación se destruye el futuro y no hay mañana.

A su juicio, todo se reduce al hoy, los bolívares que entran en la cuenta del venezolano salen a gastarlo porque cada día que pasa se compra menos.

Además, destacó que cuando hay presión al alza en la tasa de cambio, los precios suben y el venezolano debe esperar que llegue el día en que puede comprar con su número de cédula, esto genera desesperación ya que los ingresos son pocos y limitados.

Del mismo modo, señaló que los ingresos fiscales esté año llegarán a lo sumo a 5 puntos de PIB, es decir, el Estado no existe como proveedor de políticas y bienes públicos.

“No hay espacio ni para reducir impuestos ni para aumentar el gasto. Es una tragedia”, sentenció a través de su cuenta en Twitter.

Lea también: