Aarón Olmos, economista y profesor universitario, indicó que se recibe el último trimestre del año en Venezuela con hiperinflación y con bajo poder adquisitivo de los venezolanos y eso generará más liberación del bolívar y con él un crecimiento del tipo de cambio “puede llegar a cerrar el año entre Bs. 36.000 a Bs. 40.000 (…) esa estabilidad que se generó se perderá, la pregunta es, qué tan preparados estamos para ese rebote”.

Decisiones del TSJ y BCV

El especialista aseguró que, tras las medidas ejercidas por el BCV de fijar anclaje de créditos comerciales a dólar oficial y que TSJ haya autorizado el pago de alquileres a tasa del dólar oficial, se abre las puertas a una dolarización pero por la vía financiera “es un reconocimiento por parte del BCV de que el mercado está dolarizado y que la moneda funcional es el dólar”.

A su juicio, es una decisión interesante pero no cambia la situación estructural que vive el país “esta medida puede ser un cambio que se quiere dar pero ahora, por el momento no vamos a percibir un cambio sustancial”.

Olmos agregó que el proceso de dolarización no es solo que el BCV autoriza a la banca a pagar unos créditos en divisas, es que todo el ecosistema venezolano asuma la moneda dólar formalmente desde el que paga el salario hasta los comerciantes «el país no está para improvisar ni ensayar con medidas económicas».

Criticó que hasta el momento no hay coordinación macro con el uso armonizada de políticas monetarias, cambiaria, fiscal y comercial.

Uso del Petro

El economista señaló que en Venezuela no hay una línea para educar a las personas sobre las criptomonedas y que luego que se había abandonado el tema del Petro se retoma con incertidumbre “hay que ver quién estaría dispuesto de intercambiar dólares o criptomonedas que tiene representación en el mercado por esto venezolano que aún no se conoce bien cuál es el uso en el mercado interno”.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí: