Libros que exploran la maternidad. A propósito de la celebración del Día de la Madre, queremos ofrecer un abanico de opciones literarias que  abordan la experiencia de la maternidad desde distintas ópticas.

Las sociedades tienden a idealizar el rol de la mujer como madre. La mujer en un pedestal  es uno de los clichés más comunes,  según la visión masculina.

Pero cuán cómoda se siente la mujer en su rol de madre “perfecta”, a veces no tanto. De allí que hayan  emergido voces de mujeres escritoras  que colocan cada elemento en el lugar que le corresponde y expresan sus creencias sobre las féminas que han sido madres o quieren serlo. Libros que exploran la maternidad.

Muchas son las historias, algunas  ficticias y otras demasiado reales.  Y aunque se suele decir, Madre solo hay una, en la literatura hay muchas madres con sus realidades distintas.

Libros que exploran la maternidad

  1. Paula, de Isabel Allende

Una novela autobiográfica, en la que Isabel Allende cuenta  la experiencia de una madre que atestigua la tragedia de su hija Paula, quien se ve postrada en cama tras quedar en estado de coma. Entre el amor y el dolor, la narradora chilena utiliza el género epistolar para poner en marcha un canto de amor hacia su hija enferma, que va de la desesperación a la resignación.

  1. La carga mental femenina, de Samanta Villar

Es un conjunto de historias cotidianas protagonizadas por madres desbordadas cuya vida se ha convertido en un juego de equilibrismos imposibles, llevando a sus hombros una carga mental constante. Villar apunta a este problema, abordando  la conciliación como una quimera.

  1. Nueve lunas, de Gabriela Wiener

La escritora atravesaba más de una crisis cuando se entera de que se convertirá en madre a sus 30 años. En esta crónica descarnada, la periodista peruana da cuenta de los cambios que se producen en ella  durante la gestación: desde la sexualidad  hasta los procesos corporales, capaces de afectarla emocional y psicológicamente.

  1. Roedores: cuerpo de embarazada sin embrión, de Paula Bonet

Es la obra más personal de la autora, quien pintó un animalario para su hija durante los primeros meses de su embarazo, junto con el diario que escribió esos días, antes de sufrir un aborto espontáneo. Se trata de un libro muy crudo con el que pretende romper el silencio que todavía existe en torno al aborto espontáneo, algo más habitual de lo que algunos creen, provocando un sufrimiento y un vacío en muchas mujeres de los que poco se habla.

  1. El baile, de Irène Némirovsky

Una madre autoritaria es el personaje de esta novela  escrita en 1930 y traducida al castellano en 1986. Rosine Kampf timonea a su familia —compuesta por su esposo Alfred y Antoinette, su hija de catorce años—  ella  organiza un baile fastuoso para ascender en la escala social tras ganar dinero en la bolsa. Sin embargo, decide no invitar a su hija a este evento, lo que la llevará a tener una relación tirante capaz de llegar a límites insospechados.

  1. Un amor imposible, de Christine Angot

La autora quien mantuvo una relación incestuosa con su padre en su adolescencia, decide centrarse esta vez en su madre, protagonista por omisión, por desvincularse cuando ella, acostumbrada a una vida provinciana, se dejó seducir por el mundo culto y cosmopolita que le ofrecía su padre. Dura, conmovedora, nos adentra en una compleja relación madre-hija, durante tanto tiempo indestructible y ahora convertida en un amasijo de hierros que ambas se esfuerzan por levantar.

  1. Apegos feroces, de Vivian Gornick

Mientras pasea junto a su madre por las calles de Manhattan, comienza a trazar su propio itinerario vital. Neurótica, inteligente y dedicada al cuidado de su familia, la mamá de esta autora estadounidense le permite a su hija tener un modelo femenino sobre el cual encontrar su lugar en el mundo. Un vínculo mediante el cual capta una época y reflexiona sobre la experiencia de ser mujer.  Una  relación de amor feroz entre madre e hija que no tiene nada de romántico, pero sí mucho de verdad, de grises y de matices.

  1. Me llamo Lucy Barton, de Elizabeth Strout

En una habitación de Manhattan  descansa tras una operación una mujer de edad media, madre de dos hijas. Y en ella, durante cinco días con sus cinco noches, la acompaña su madre, una mujer a la que hace mucho que no ve y con la que nunca tuvo una relación fácil. Durante todo ese tiempo madre e hija conversan, rememoran, callan. Afloran los reproches y las heridas del pasado, recuerdan lo mucho que les une y el amor que se profesan mutuamente, aunque eso sea algo difícil tras años de silencios.

  1. Desmadre, de Pamela Rodríguez

Una cita por Tinder es todo lo que necesita Camila, artista y madre de una niña de ocho años, para conocer a Juan. Tras un encuentro apasionado en Lima, ella descubre que será madre por segunda vez: una noticia que llevará a la autora  a tratar, con humor y desenfado, su maternidad y la relación con su cuerpo, además de temas como la familia, la pareja, entre otros.

  1. El nudo materno, de Jane Lazarre

Publicado en 1976, es  considerado por la crítica uno de los mayores hitos del feminismo americano y de la literatura testimonial sobre maternidad. Pocos libros han reflejado tan bien, con tanta plenitud y con tan poco reparo los sentimientos extremos y encontrados que provoca la experiencia de la maternidad.

  1. El bebé, de Marie Darrieussecq

Es un breve texto autobiográfico publicado en 2002 y que recoge a modo de diario, de ideas en apariencia inconexas  entre toma y toma de pecho, los nueve primeros meses de vida de su primer hijo, Mathieu, que le hizo descubrir un amor del que ella no tenía, “literalmente”, ni idea: “Lo había oído contar, lo descubría a veces a mi alrededor, me lo imaginaba y era capaz de concebirlo –habría podido escribirlo-, pero no sabía que me concernía”.

  1. Madre de dragones, de Susana Vallejo

Si ya es duro ser mujer y friki, imagina lo que supone ser, además, mamá. La propuesta  para lograrlo es un manual con mucho sentido del humor. Es  posible conjugar tu frikismo con la dura vida muggle y que tu descendencia te admire por ello. O al menos no se avergüence demasiado. Hay consejos, recomendaciones de viajes, actividades y planes para hacer con niños, además de algunos test, recetas o ideas de disfraces frikis para ti y tus pequeños.

  1. 50 sombras de mami, de Mamen Jiménez

Se presenta como el anti manual definitivo sobre cómo cambia tu vida tras ser madre. El libro promete contar la verdad sobre la maternidad alejándose de los tópicos. Son  herramientas para convertirse en madre sin perder los papeles en el intento.

  1. Mamá desobediente, de Esther Vivas

Es  una mirada feminista sobre la maternidad, habla del embarazo, el parto, la pérdida gestacional, la lactancia y el cuidado. Vivas pretende que nos replanteemos lo que supone ser madre en la actualidad, habla de la culpabilidad y del daño que ha hecho el mito de la supermamá.

  1. Quién quiere ser madre, de Silvia Nanclares

La autora se basa en su propia experiencia  sobre las fases que atraviesa una mujer que decide ser madre, pero no logra quedar embarazada. Cuando la ilusión se torna en incertidumbre y miedo, y la única salida es esperar. O someterse al desgaste que conlleva la reproducción asistida.

Para estas autoras, la maternidad no es más que  un espacio de reflexión sobre la experiencia de ser mujer en una sociedad patriarcal. Cada una se coloca en su propia parcela, asume su identidad y escribe desde su propia perspectiva, muchas de ellas desde el terreno de su  vivencia personal.

¡Feliz  Día de las Madres!

“Las madres no escriben, están escritas”. Susan Rubin Suleiman

Con información de Qué Leer


Conecta con Qué Leer

Twitter: @QueLeer

Instagram: @QueLeer

Youtube: Que Leer Literatura

Facebook: @QueLeer


Lea también: El legado de Miguel de Cervantes