La Iglesia ya elaboró protocolos para poder abrir nuevamente sus puertas y recibir a los feligreses reguardando su seguridad.

“Va a haber normas que no van a gustar, normas que nos va a costar muchísimo entender”, afirmó el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor José Luis Azuaje en entrevista a Unión Radio.

Aseguró que se reducirá la presencia de fieles en las eucaristías. Esto con el propósito de cumplir con los protocolos de distanciamiento social.

Además, explicó que a los sacerdotes se les dictarán procesos de formación que incluyen lavar sus manos tres veces durante la misa, debido a la exposición al virus que se produce al momento de la comunión.

Lamentó no contar con los recursos para cumplir con todas las normas de higiene. Tal es el caso de la aplicación de gel antibacterial a la entrada de los templos.

Advirtió que por el momento se mantendrá suspendida la confesión de carácter presencial, pero incentivan el acto de contrición y petición de perdón al Señor.

Respecto a la unción de los enfermos se dará en casos que no presenten un motivo de contagio por Coronavirus.

También le puede interesar: