mercado de valores
Dinamismo mayor en el Mercado de Valores venezolano - Federadiove

Las principales plazas europeas comenzaron la sesión con pequeñas pérdidas, ligeramente superiores al 1% para la mayoría de ellas, después de que Wall Street bajara el viernes y se registraran pérdidas en Asia esta madrugada, según datos del mercado.

Poco después de la apertura, a las 9.15 horas, Londres bajaba el 1,4%; Fráncfort el 0,64 %; París el 1,45 %; Madrid el 1,4 %; Milán el 1,39 %; el índice Euro Stoxx 50, que sigue la evolución del medio centenar de empresas más capitalizadas de la zona euro, tenía pérdidas del 0,97 %,.

De los índices del parqué neoyorquino, el Dow Jones de Industriales bajó el 4,06 % el viernes, en tanto que el S&P 500 el 3,37 % y el tecnológico Nasdaq el 3,79 %.

A pesar de la bajada de los tipos de interés en China y de su disposición a aumentar el gasto público para fomentar el crecimiento, Tokio cayó el 1,57 % y Shanghái el 0,9 %.

Caída de petróleo

Los precios del crudo cayeron con fuerza este lunes, según información de Infobae.

Se dio un leve declive del petróleo en Estados Unidos por debajo de los 20 dólares, mientras que el Brent tocó su mínimo en 18 años por temor a que los cierres a nivel mundial por el coronavirus duren meses y la demanda se desplome aún más.

A las 10:09 GMT, el referencial internacional Brent perdía 1,99 dólares, o un 7,98%, a 22,94 dólares el barril, tras haber caído a 22,58 dólares, su cota más reducida desde noviembre de 2002.

Por su parte, el crudo West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos cedía 96 centavos, o un 4,46%, a 20,55 dólares, después de bajar más temprano a 19,92 dólares.

El precio del crudo es tan bajo ahora que se está convirtiendo en no rentable para muchas firmas petroleras seguir activas, dijeron analistas, mientras que los productores con costos más altos, no tendrán más remedio que suspender sus labores, sobre todo porque la capacidad de almacenamiento está casi completa.

Además de la destrucción de la demanda, los mercados petroleros también se han visto golpeados por la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, que está inundando el mundo de suministro extra.